In Uncategorized

Imagen Guiada y Música (Guided Imagery and Music/GIM) es una terapia integrativa asistida por música que facilita las exploraciones de la conciencia que pueden llevar a la transformación y a la integridad. Se desarrolló como método a través de la investigación y práctica de la Dra. Helen L. Bonny.

Conciencia

La totalidad de pensamientos, imágenes, percepciones, emociones, etc. accesibles a la conciencia humana, pueden ser experimentados a través de muchos fenómenos. La exploración intencional de estos fenómenos puede llevar a una expansión de la propia conciencia, curación, transformación, crecimiento espiritual, y conductas positivas duraderas en el comportamiento.

En el Método Bonny de Imagen Guiada y Música las exploraciones de la conciencia:

–       son viajes a través de experiencias sensoriales, biográficas, somáticas, simbólicas y de imágenes arquetípicas, activadas musicalmente;

–       expanden la percepción individual de integridad afirmando el sentido de conexión con las realidades que trascienden lo personal;

–       requiere que un formador facilitador refina la intuición, apertura, habilidades clínicas, conciencia musical, ética y espiritualidad con el fin de responder a las dinámicas de estas exploraciones;

–       proporciona el contexto en el que se pueda dar la integración de experiencias interiores complejas.

Estados alterados de conciencia

Los estados alterados de conciencia (EAC), las variedades de las experiencias preceptuales, como los estados meditativos, estados hipnóticos y estados de sueño, son cualitativamente diferentes de las experiencias normativas del estado de vigilia. Estos estados, cuando son inducidos y experimentados con una intención terapéutica, pueden proporcionar funciones positivas dentro del proceso de curación.

En el Método Bonny de Imagen Guiada y Música, las experiencias de EAC, inducidos y apoyados por formadores facilitadores:

–       capacitan una conexión e interacción multidimensional con la música y las imágenes;

–       facilitan la emergencia de aspectos positivos y problemáticos de la psique individual;

–       proporcionan acceso a experiencias cumbres conteniendo procesos de curación que no son accesibles en estados de vigilia;

–       engendran un único y penetrante entendimiento entre el individuo y el formador facilitador.

Música

La música, el arte dinámico del sonido en el tiempo, es capaz de atraer el ser total del escuchador, porque anima el campo de las experiencias internas. La escucha intencional de la música en un estado alterado de consciencia puede causar un sentido interiorizado de orden, equilibrio y armonía, a la vez que un sentido de conexión con el pulso y el movimiento de la conciencia.

En el Método Bonny de Imagen Guiada y Música, la musica clásica específicamente elegida es utilizada para:

–       iniciar movimiento dentro de la psique individual;

–       proporcionar estructuras para el trabajo terapéutico;

–       evocar respuestas y reacciones variadas;

–       apoyar y sostener las experiencias EAC

Método

El Método Bonny de Imagen Guiada y Música se identifica por el uso de programas de música clásica específicamente elegida dentro de una sesión de uno-a-uno, o en series de sesiones, dirigidas por un facilitador formado en este método. Estas sesiones están caracterizadas por una progresión pautada de componentes que dan forma, continuidad y sensación de seguridad al proceso terapéutico. Una sesión en el Método Bonny de Imagen Guiada y Música contiene:

PREPARACIÓN

–       El facilitador y el cliente abordan una discusión preliminar que puede incluir información biográfica, establecimiento de objetivos y sentimientos o preocupaciones actuales.

–       El facilitador proporciona sugerencias verbales para relajar el cuerpo y centrar la mente del cliente, de ese modo favorece la entrada del cliente en un estado alterado de consciencia.

–       El facilitador escoge un programa musical apropiado a la disposición del cliente para seguir el proceso terapéutico.

EXPERIENCIA MUSICAL INTERACTIVA

–       El cliente escucha la música y expresa las imágenes evocadas por ella.

–     El facilitador interactúa verbalmente con el cliente de forma que apoya y realza las experiencias musicales y de imágenes del cliente.

CIERRE

–       Al final del programa musical el facilitador ayuda al cliente a volver a un estado de vigilia de la conciencia.

INTEGRACIÓN

–       La integración de las experiencias de las sesiones continúa tanto a través de la discusión reflexiva y/o de las actividades expresivas realizadas inmediatamente después de la música y durante todo el periodo del proceso terapéutico.

Compartir

Start typing and press Enter to search